Logo
Economía política internacional
Con ejemplos de América Latina
Ao. Univ. Prof. Dr. Andreas Novy
Departamento para el Desarrollo Urbano y Regional de la Universidad de Economía de Viena
Home
Sitemap
Vorherige
Nächste
 up 2 Teorías económicas
 up 2.2 La teoría neoclásica
 up 2.2.4 Neoliberales, revival de los neoclásicos

2.2.4.2 Friedrich August Hayek

Friedrich August Hayek nació en Viena el 8 de mayo de 1899. Estudió derecho y Ciencias del Estado en la Universidad de Viena y trabajó en la oficina de cuentas austríacas para las deudas de guerra „Österreichischen Abrechnungsamt für Kriegsschulden”, ámbito de encuentro con importantes representantes de la segunda generación de la escuela austríaca de economía nacional. Con Ludwig von Mises, un convencido liberal, fundó Hayek después de una residencia en USA en el año 1927, el Instituto austríaco de investigación coyuntural (hoy: Instituto austríaco para la investigación económica). En 1929 Hayek se habilitó en la Universidad de Viena y obtuvo poco después una cátedra en la London School of Economics, donde no sólo fue un declarado contrincante de John Maynard Keynes, sino también uno de los principales críticos de la corriente socialista (en 1944 aparece su libro, “The road to serfdom” El camino a la servidumbre). En 1947 fundó en Suiza la Sociedad Mont Pèlerin, una asociación liberal de economistas e intelectuales, a la que también perteneció Milton Friedman. A partir de 1950 Hayek enseñó e investigó ante todo en USA y en Alemania. En 1974 se le concedió el premio noble de economía junto con el socialdemocráta Gunnar Myrdal.

Hayek aportó al debate sobre la dicotomía de los modelos de desarrollo, es decir, el modelo capitalista de economía de mercado y el de la economía socialista planificada. Hayek ya antes de la segunda guerra mundial ponía en duda las ideas sobre las intervenciones estatales del profesor Keynes, así llegó a ser, después de la división del mundo en áreas de influencia sovietica y de USA, un defensor del liberalismo económico que se desarrolló en sucesivas corrientes de la filosofía social. Su gran preocupación en ese entonces fue que países como Suecia pudieran acercarse a un sistema planificado. Hayek profetizaba desde un principio sobre la insostenibilidad del orden social en los llamados estados socialistas reales.

A pesar de que los pensadores liberales se agrupaban en la sociedad Mont Pèlerin, Hayek siguió pronto otro camino esencialmente fundamentalista como muchos de sus colegas. Desde el comienzo, al igual que su compañero liberal Walter Eucken, luchó por una organización racional económica de la vida, así llegó al convencimiento que sería arrogante querer organizar en forma intencional las condiciones económicas. Inspirado en Konrad Lorenz reemplazó el sistema aceptado desde larga data en el que los conocimientos teóricos se sostenían sobre la dualidad de la naturaleza y la razón por una teoría unitaria evolucionista. Desde su óptica el ordenamiento económico tenía una evolución autónoma y de ahí que no debería llegar a generar conciencia.

En el sentido de un liberalismo autoritario se trataba del mantenimiento del statu quo, equivalente con la protección de la propiedad privada. Hayek aportó así el fundamento teórico para una amplia retirada de la intervención estatal en los procesos económicos. Asimismo propugnaba la abolición de la regulación de la competencia y del monopolio estatal sobre la emisión del dinero; en ese sentido la justicia social para Hayek no representaba en ningún caso un legítimo objetivo de la política económica.

“Qué tengamos que ver con la justicia social es sencillamente una superstición del tipo de las que, por respeto a la paz, podemos admitir en la medida que ello hace felices a sus partidarios, pero contra lo que debemos luchar cuando esos principios pretendan ser impuestos a otros hombres. La creencia predominante en la justicia social de la actualidad es naturalmente la mayor amenaza a los demás valores de una civilización libre” (Hayek, 1981: Recht, Gesetzgebung und Freiheit, Bd. 2, Landsberg am Lech: 98)

El objetivo de Hayek era la realización de la libertad natural individual, entendida como la ausencia de violencia alguna. Este principio sería vulnerado sólo si el proyecto neoliberal en sí mismo fuera puesto en peligro. En ese caso se debería proceder en forma absolutamente dogmática y pragmática. El neoliberalismo de Hayek es un claro contraste con el liberalismo político basado en los derechos de los ciudadanos y la democracia.

Aunque la sociedad Mont Pèlerin fue concebida desde un comienzo como un proyecto político, pasaron más de dos décadas hasta que el ideario neoliberal de política real pudo imponerse contra el predominante análisis keynesiano. El camino para ello se allanó con el pobre crecimiento del modelo de desarrollo fordista unido al incremento de los precios del petróleo a raíz de la crisis de los años 1970. Con el acceso del dictador Pinochet al poder en el año 1973 se puso en práctica por primera vez, bajo el asesoramiento político económico de Milton Friedman, una política económica liberal autoritaria.

Bibliografía: Dieter Plehwe, Bernhard Walpen (1999): Wissenschaftiliche und wisseschaftspolitische Produktionsweisen im Leoliberalismus. Beiträge der Mont Pélerin Society und marktradidaler Think Tanks zur Hegemoniegewinnung und-erhaltung (www.prokla.de/Volltexte/115plehwe.rtf).

Hay también una sociedad: F.A. von Hayek Gesellschaft.

Hilfe Seitenanfang
Home Sitemap Suche Bilder Vorherige Nächste

Letzte Aktualisierung dieser Seite:
Öffne externe Links in neuem Fenster?

© Copyright "Lateinamerika-Studien Online"